¿Por qué fracasan los negocios?

como batir las probabilidades y escalar su empresa de la manera correcta

Las probabilidades son que su emprendimiento fracase dentro de un año. El hecho de que 8 de cada 10 empresas fallen antes de cumplir un añito no es un secreto para nadie. ¿Pues, con una tasa de mortalidad tan alta, por que emprendería usted?

Yo emprendí mi primera empresa hace 12 años ofreciendo servicios de contabilidad y asesoría a PYMES. He conocido innumerables emprendedores, algunos muy exitosos que han crecido mucho en poco tiempo y otros que viven en el borde del  fracasó luchando por su existencia día tras día. En 2012, escribí mi primer libro, Good Businesses Grow Small (Las Mejores Empresas Crecen Desde Pequeña), con el propósito de documentar las diferencias entre las empresas florecientes y las que están decrecientes o estancadas.

En mi investigación, yo describí que los emprendedores sin existo realmente se confunden en dos áreas fundamentales de los negocios. En primer lugar, ellos malentienden como estructurar un negocio en términos de una organigrama práctica. Y en segundo lugar, ellos no entienden los números (por ejemplo, ¿cuál es su punto de equilibrio?). Me atrevería a decir que de los 8 de cada 10 empresas difuntas, una mitad fracasó por no estructurarse bien (hueco número uno) y la otra mitad por no entender los números (hueco numero dos). Pero ojo, si usted, como emprendedor, es capaz de evitar estos huecos fatales, su camino al existo estuviera hecho y derecho.  ¿Le interesa saber como superar las estadistas y hacer crecer su empresa?

la estructura segura de la empresa creciente

Todas las empresas crecientes tienen la misma estructura general, u organigrama, que demarca claramente los puestos y responsabilidades  de cada departamento. En general, hay tres columnas departamentales sobre cuales todas las empresas se construyen. Como demuestra la organigrama abajo, ellas son la administrativa, la operacional, y la de las ventas.

Fuente: De Cero a Empresario por Titto Galvez

La columna operacional tiene que ver con la producción y entrega del dicho producto o servicio que ofrece el negocio en el mercado. El gerente de las operaciones se encarga de los estándares normalizados que asegura la calidad y controla los costos del producto.

La columna de la ventas se trata de convencer a clientes potenciales, tanto cómo existentes, a colaborar más con la empresa. Es decir, ¿cómo puede lograr la empresa que los clientes frecuentan y compran más? El gerente de la ventas se enfoque en dicha pregunta, utilizando la marca, el mercadeo, y publicidades para aumentar los ingresos de la empresa.

Y en fin, la columna administrativa se dedica a la organización, y toda el papeleo que implica,  de la empresa. El gerente de la administración es responsable de la contabilidad, la nómina, financiación, y el pago de impuestos para citarle algunos ejemplos (ojo, no es una lista exhaustiva).

Para funcionar, cada columna departamental necesita sus procesos y indicadores explícitos (es decir, formal  y escrito para que todos se conformen). Aquí está el momento en donde muchos emprendedores se equivocan. No ponen procesos para sistematizar el negocio en los dichos departamentos, pues le toca ocupar cada puesto de la organigrama (en vez de contractar empleados) y eso es precisamente el principio del fin. Si el negocio carece estándares, procesos, metas, y reglas bien detallas, pues no es posible crecer de manera franquiciable. Entonces, estos emprendedores se desgasten mucho sin dar resultado y al fin y al cabo tiren la toalla. Se fallen por estructurarse mal.

Continuamos con el tema de los números en otro blog. Creo que sea suficiente por ahora. Su tarea es hacer una organigrama para su empresa con todos los puestos, procesos, indicadores, y responsabilidades detallados. Hasta luego!